Franquicias de tacos

Todas las personas buscan incrementar sus ingresos y aunque parezca imposible debido a los estragos que la pandemia ha hecho en el sector empresarial, no te desanimes porque una opción para lograrlo es a través de las franquicias de taquería, así que si aún no sabes nada de este tema, echa un vistazo y toma nota.

Las franquicias son un acuerdo comercial entre una persona o corporación y quienes quieren invertir para tener el derecho de explotar su marca y vender sus productos o servicios a cambio de un pago económico.

En el territorio nacional, las franquicias han ganado gran aceptación y popularidad, lo que ha provocado que cada vez más empresas se sumen a este modelo de negocio, permitiendo que millones de personas asuman nuevos retos y pongan su dinero a trabajar sin los riesgos asociados al iniciar un negocio desde cero. 

Las franquicias de taquerías son una buena alternativa si te interesa la gastronomía y la atención al cliente, ya que podrás vender los mismos productos que la pequeña taquería de la esquina, pero con el respaldo y el prestigio de una marca reconocida en el mercado. Por ello, te recomiendo que adquieras alguna de las franquicias de taquerías El Taconazo, porque es una de las más reconocidas en México.

¿Quién hubiera imaginado que los tacos podrían ayudarte a convertirte en el dueño de un negocio exitoso? Muchos mexicanos disfrutan de esta deliciosa cocina, por lo que tu tarea es comenzar a buscar negocios que funcionen bajo este tipo de contrato.



Historia del restaurante Los machetes

Este restaurante abrió sus puertas por primera vez en 1964, y desde entonces es conocido por sus enormes quesadillas. Según Amparito, uno de los fundadores de la empresa, el conocido apelativo de Machetes se lo dieron sus primeros clientes cuando estaban empezando.

Este restaurante se encuentra en el famoso barrio de Guerrero, donde cocinan sus legendarios Machetes, que son quesadillas que miden entre 60 y 65 centímetros de largo.

Marta Bernal dirige el pequeño puesto donde se sirven los machetes, continuando la práctica original de su madre. Los machetes se presentan en platos en forma de elipse para que quepan, y parece una quimera gastronómica llegar al extremo opuesto una vez que empezamos a masticar uno de los extremos.

En la carta hay machetes individuales y combinados. También se puede conseguir:

  • El machete "Sabor de mi Tierra", que incluye chicharrón prensado, quesillo y plátano. 
  • "Champion" contiene bistec, queso, tocino, pimiento morrón y cebolla.
  • "Hawaiano" y "Chovis", que incluye tres quesos: manchego, oaxaca y doblecrema.

Los machetes son un excelente ejemplo de que en esta ciudad todo es posible mientras haya grano. Su precio oscila entre los 36 y los 46 pesos, dependiendo de la cantidad que te quieras llevar.